¿A qué edad nuestros hijos e hijas pueden y deben tener redes sociales?

¿A qué edad nuestros hijos e hijas pueden y deben tener redes sociales?

Desde marzo de 2020, nuestro país vive una emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, esto ha evidenciado por un lado la brecha existente en el acceso a dispositivos tecnológicos e Internet y, por otro, un incremento en el uso de redes sociales.

Según la empresa Mentino, a julio de 2020, 13.1 millón de ecuatorianos son activos en las redes sociales.  De este grupo, 1.1 millón tienen una edad de entre 13 a 17 años, lo que evidencia que cada vez es más frecuente que un menor de edad tenga o cree una cuenta en una red social. Por ello, es importante saber cómo gestionar las redes sociales y las habilidades blandas de nuestros hijos e hijas.

Cada vez son más latentes los riesgos y peligros que representan las redes sociales para las niñas, los niños y los adolescentes; por esto es importante que cuidemos su integridad.  La idea no es crear mayor supervisión, vigilancia o prohibición; sino desarrollar en ellas y ellos habilidades digitales básicas que les permitan tener herramientas para afrontar y gestionar estos posibles riesgos.

Si tu hijo o hija ya desea abrir una cuenta en redes sociales, es porque en definitiva lo ha visto en alguien más, ya sean compañeros o compañeras de escuela, amigos, amigas, o incluso en casa.  La pregunta que todo papá o mamá se hace es, ¿ya tiene edad para ello?

Consideremos que cada red social (Facebook, TikTok, Instagram, WhatsApp, etc.), cuenta con términos de uso y una política de privacidad donde se especifica una edad mínima:  13 o 14 años; sin embargo, muchos de estos filtros pueden ser burlados por las niñas y los niños con tal de abrir una cuenta o perfil.  Es vital que las familias tomen decisiones basadas en acuerdos con sus hijas e hijos, esto creará confianza en ellos y ellas y sabrán a quién y a dónde acudir.

Es indispensable dialogar con sus hijas e hijos,  para que juntos accedan a cualquier red social.  Desde el inicio muéstrales las medidas de seguridad y privacidad que deben tomar para no correr ningún riesgo, y si es necesario, acompaña este proceso.   Ayúdales a  crear filtros que controlen lo que pueden compartir públicamente. Así que ya sabes, la edad para tener redes sociales dependerá más del criterio y habilidades que forjes en tu hijo o hija.

Consejos de prevención para los riesgos en el uso de Internet

  • No inicies conversaciones con desconocidos, pues en Internet no todos son quien dicen ser.
  • No proporciones información a extraños.
  • Desactiva o cubre la cámara web sino la estás utilizando.
  • Jamás salgas o te cites con alguien a quien hayas conocido en Internet.
  • No abras una red social sin el permiso y supervisión de tus padres.
  • Nunca reveles tus contraseñas. En caso de ser menor de edad esta información se puede gestionar con el apoyo de los padres.
  • No aceptes invitaciones de amistad que no sean de conocidos, amigos o familiares en tus redes sociales.
  • No autorices la descarga de contenidos que no conozcas sin la supervisión y apoyo de un adulto de confianza.
  • No burlarse de nadie en redes sociales. Recuerda una red social es un espacio de convivencia en el que puedes aprender e informarte.

Consejos para los padres de familia:

  • Mantener la computadora en un lugar visible, así puedes estar pendiente de lo que tus niños, niñas y adolescentes están viendo en Internet.
  • Navega con tu hijo e hija y familiarízate con las páginas y contenidos que usa frecuentemente.
  • Habla abiertamente con tus hijos e hijas sobre el uso de Internet, de lo bueno y malo que pueden encontrar.
  • Infórmate sobre las herramientas de control.
  • Enseña a tu hijo e hija a navegar con seguridad.
  • Busca redes sociales y páginas web seguras.

Es necesario que conozcamos, identifiquemos riesgos y peligros que se presentan en la navegación del internet y en especial en las redes sociales para implementar medidas de prevención. A continuación, se mencionan algunos ejemplos de riesgos y peligros:

El phishing que es suplantación de identidad, el ciberacoso o harassment que se manifiesta a partir de denigrar, amenazar e insultar a alguien de manera constante a través de correos electrónicos o mensajes de celular), el sextorsion que consiste en el chantajeada con una imagen o vídeo de sí misma desnuda o realizando actos sexuales de terceras personas, el flamming que se manifiesta cuando se evidencia una conducta de insultar masivamente a un usuario en salones de chat, esto se da en los grupos de juegos en red, el stalking que se presenta a través del asecho y/o cortejo hostigante, el sexting que se da mediante el envío de mensajes sexuales, eróticos o pornográficos, por medio de teléfonos móviles, el hacking que es la manipulación de la conducta normal de un equipo y de los sistemas que tiene conectados, la captación para trata por medios digitales que se da cuando se contacta y seduce a estudiantes para raptarlas y obligarlas al trabajo sexual comercial, la venta de drogas e incluso la venta de sus órganos, el grooming cuando un adulto se hace pasar por un menor de edad a tal punto de ganarse la confianza de niños, niñas y adolescentes con intenciones de agredir sexualmente, es un engaño pederasta, la pornografía infantil que es un delito que muestra a menores de edad en conductas sexualmente explícitas. Se engaña a menores para transmitir actos sexuales por web-cam en vivo para ganar dinero, entre otros peligros que pueden presentarse en estudiantes y docentes.

Quieres saber más:

Visita https://recursos2.educacion.gob.ec/euinicio

Escucha: https://recursos2.educacion.gob.ec/wp-content/uploads/2020/04/PODCAST-PREGUNTA-2.mp3

Dirección Nacional de Tecnologías para la Educación DNTE

Todos los relatos por:Dirección Nacional de Tecnologías para la Educación DNTE